¿Malware en tu tablet? Cómo saber si tu dispositivo está infectado

 

Hoy en día las tablets son tan vulnerables a los ataques de malware como cualquier ordenador normal. Igual que sucede con los smartphones o los ordenadores portátiles, las tabletas sirven como puerta de entrada a una gran cantidad de datos personales, y son por lo tanto un caramelo para los cibercriminales.

Los virus o malware en las tablets pueden llegar de muchas formas diferentes. Algunos están diseñados para entrar en tus cuentas de correo electrónico y redes sociales mientras que otros tienen como objetivo cuentas bancarias. En muchos casos te darás cuenta casi al instante cuando ciertos virus entran en tu dispositivo, pero algunos están pensados para trabajar en silencio para que el usuario se dé cuenta del ataque solo cuando ya sea demasiado tarde.

El hecho de que un virus pueda infectar tu tableta sin que te des cuenta da miedo. Sin embargo, incluso el malware más incógnito deja rastros que te permiten encontrarlo y tomar medidas antes de que el daño sea grave. A continuación tienes algunos de los síntomas más comunes de un sistema infectado.

La batería se agota más rápidamente

Un cambio repentino en la velocidad de consumo de la batería de una tableta, es sin duda la forma más evidente de determinar si tu dispositivo está infectado. Cuando el malware se instala en tu tablet, normalmente iniciará una o varias tareas de fondo. Aunque no veas esos procesos ejecutándose en la pantalla, tendrán un impacto significativo en la duración de la batería. Si de repente tu tableta no puede mantenerse cargada por más de unas pocas horas, es muy probable que tenga una situación de malware.

Uso de datos

Otra indicación clara de que tu dispositivo tiene un virus es el rápido agotamiento de los datos. Los programas maliciosos suelen activar y mantener la comunicación de fondo con Internet. Por lo tanto, es posible que una tableta infectada absorba la mayor parte del ancho de banda en una red inalámbrica compartida. Si además el dispositivo dispone de conexión 4G o está conectado a una conexión WiFi de alta velocidad y aun así la carga de las páginas web sigue siendo lenta, puede ser otro signo de infección de malware.

Aplicaciones que se interrumpen

Estás navegando por tu cuenta de Facebook y de repente la aplicación se cierra sin avisar. Esto es algo que pasa puntualmente en ciertos dispositivos Android. Sin embargo si la aplicación se bloquea un par de veces más, es motivo de alarma. Muchos virus alteran las operaciones habituales de tu tablet, y a menudo bloquean tus aplicaciones y juegos sin previo aviso ni explicación.

Aplicaciones poco habituales

Cuando tienes demasiadas aplicaciones en tu tablet, la pantalla principal podría estar demasiado llena como para que te des cuenta de la existencia de nuevos iconos. El malware es conocido por descargar aplicaciones maliciosas en tu dispositivo de manera automática, y si no estás demasiado atento, estas aplicaciones podrían pasar desapercibidas. Si observas una aplicación que parece familiar pero no recuerdas haberla descargado, investiga para determinar si es auténtica. Si encuentras algo sospechoso, elimínala inmediatamente.

Ventanas emergentes

Que aparezca un pop up o ventana emergente de vez en cuando es normal cuando estas navegando por la web, pero si empiezas a ver ventanas emergentes de manera frecuente incluso cuando no estas en el navegador, es posible que tengas algún malware en tu tablet. Los virus basados en anuncios suelen ser bastante tentadores como para que un usuario haga clic en ellos. Ten cuidado con mensajes del tipo “SU TABLET ESTÁ INFECTADA. HAGA CLIC AQUÍ PARA ELIMINAR EL VIRUS”.

Si aparecen demasiado a menudo, es posible que un programa malicioso en tu tableta los esté activando.

 

Deja un comentario