Los principales errores que cometen los propietarios de tablets

Los principales errores que cometen los propietarios de tablets

Los principales errores que cometen los propietarios de tablets

A todos nos encanta nuestra tablet y por eso se merece el mejor cuidado. Sin embargo hay una serie de acciones que muchos propietarios de tabletas realizan que parece que busquen el efecto contrario.

La mayoría de usuarios tratan de cuidar su tableta, pero desafortunadamente desconocen que determinadas acciones ponen en riesgo la buena salud del dispositivo. Por eso vamos a abordar algunas de esas acciones para que tu mismo no cometas los errores que pueden acabar dañando tu tablet.

Mala protección

Hay un montón de tipos de fundas para proteger tu tablet y algunas son más seguras que otras. Uno de los primeros errores que los propietarios de tabletas cometen es comprar el tipo de funda incorrecta para su tableta. No es que tengas que comprar la mejor funda del mercado, pero sí que debes fijarte en como y donde vas a usar tu dispositivo para tomar la decisión correcta. La elección final podría acabar siendo la diferencia entre una pantalla como nueva y una pantalla rota.

No poner contraseña

Tener que poner la contraseña cada vez que enciendes la tablet, puede ser un engorro. Sin embargo si vas a sacar la tableta fuera de tu casa de manera habitual, te interesa poner una contraseña. ¿Qué pasaría si pierdes la tableta o te la roban? Quien ponga las manos sobre tu tablet podría tener acceso a todos tus datos e información personal.

Asegúrate siempre de poner una contraseña en tu dispositivo. De esta manera te puedes evitar grandes dolores de cabeza.

Copia de seguridad y sincronización

Mucha gente nunca se molesta en hacer copias de seguridad o de sincronizar sus dispositivos. Aunque nos gustaría pensar que las tablets nunca fallan, a veces lo hacen. Recuerda que solo son pequeños ordenadores portátiles y es posible que puedan fallar. Y si eso pasa, ¿qué sucede con las aplicaciones y datos que tengas en tu tablet?

Por supuesto que puedes volver a instalar las aplicaciones de nuevo, pero nunca podrás recuperar las fotografías o los vídeos que tengas almacenados en tu tablet si los pierdes. Haz copias de seguridad de forma regular. Puede tomarte unos minutos, pero si algo pasa lo acabarás agradeciendo.

Protección antivirus

Si utilizas un iPad no hay tantos problemas con esto, pero si eres usuario de Android o de Windows, una de las primeras aplicaciones que deberías instalar es una protección antivirus. Lo creas o no, cada vez hay más malware con el objetivo de atacar dispositivos móviles, y no te interesa que alguno acabe en el tuyo. Son difíciles de eliminar y pueden incluso tomar el control de tu dispositivo haciendo casi imposible que puedas deshacerte de ellos sin un formateo completo.

Guardarla en el lugar incorrecto

Debido a que la mayoría de propietarios de tablets suelen llevar sus dispositivos a muchos lugares diferentes, muchas veces se suelen guardar en el lugar menos adecuado para un dispositivo electrónico. Por ejemplo en la guantera del coche a plena luz del sol, o cerca del agua. Sea como sea debes ser consciente de los problemas que determinados entornos pueden significar para tu tableta.

El calor es el enemigo número uno de las tablets. Por lo tanto si hace calor, apaga la tableta cuando no la uses y trata de no dejarla en espacios con calor extremo durante periodos prolongados. El calor puede dañar los principales componentes de tu tableta e incluso afectar a la salud de la batería. Simplemente toma las medidas necesarias para proteger tu dispositivo.

Instalar aplicaciones desde fuentes poco fiables

Puedes instalar aplicaciones desde cualquier sitio. Desafortunadamente, no todas las tiendas de aplicaciones son fiables. Podrías acabar infectando tu tableta con malware o incluso instalar una aplicación que te robe tus datos mientras la utilizas. Hay todo tipo de posibilidades. Antes de instalar cualquier aplicación, asegúrate de que realmente confías en la fuente de origen.

Conclusión

Si no tomas nota de estos consejos, tu tablet te durará años. Si no lo haces, empezarás a notar que tu dispositivo empieza a fallar mucho antes de lo esperado, y en ese momento solo te quedará una opción: comprar una nueva tableta.

Deja un comentario